Hace 100 años | Se inaugura el Asilo Miranda y se viven con tensión las elecciones

Los tiempos siguen revueltos en el Barakaldo de hace 100 años. No es para menos, mientras en Europa se prepara y estalla la I Guerra Mundial, en la localidad la tensión se vive en torno a las elecciones a Cortes, que dejan un muerto o un herido —no está claro— además de la elección como diputado del conservador Fernando María de Ibarra, que se impone al socialista y a la postre presidente de PSOE en el exilio Indalecio Prieto, en medio de denuncias de compra de votos y presiones de Altos Hornos a los obreros. El año ya empezó con mal pie: en Altos Hornos muere un trabajador por el desprendimiento de una viga y se padece además un temporal, que obligará a medidas de apoyo. Un crimen machista, peleas con tiros entre mozos barakaldeses y de Sestao después de la romería o una persona ahogada por un choque del bote a Erandio son algunos de los sucesos. Pero 1914 también dejará una obra benéfica que ahora cumple su primer centenario: el 13 de junio se inauguraba el asilo para ancianos construido por la donación del indiano Antonio Miranda, que dejó para este fin 2,7 millones de pesetas en su herencia. 

> 01/01/2013. Hace 100 años | El Regato vive un 'motín de mujeres' y Luchana estrena la protesta ecologista
> 01/01/2012. Hace 100 años | Baracaldo vive los "fogosos" discursos republicano-socialistas de Pablo Iglesias y Melquíades Álvarez
> 01/01/2011. Hace 100 años | Baracaldo se lanza a la huelga general revolucionaria



El año comienza con un accidente laboral en Altos Hornos. El primer periódico de 1914 informa del siniestro. La 'Correspondencia de España' y 'El Heraldo Militar', en sus ediciones del 2 y 3 de enero, cuentan que "en la fábrica de Altos Hornos de Baracaldo se desprendió una viga que alcanzó á dos obreros, resultando uno muerto y otro gravemente heridos".

Quien no se anda con chiquitas en las discusiones es Nicomedes Tudela. 'La Vanguardia' dice que "cuestionó con Demetrio Blanco y Manuel Urquizu, dejando á éste agonizante". Por supuesto, se dio a la fuga. 'El Globo' concreta que fue una "lucha a hachazos" en la que no menciona a Tudela y cambia el apellido Urquizu por Urquiza.

Un crimen machista sacude a la localidad el segundo mes de 1914. 'El Heraldo de Madrid' indica: "En Baracaldo, Doroteo Gil Méndez disparó tres tiros de revólver á su novia, Dolores Espina Cruz, dejándola muerta, por negarse ésta á reanudar las interrumpidas relaciones. El agresor fué detenido". La versión de 'La Vanguardia' difiere en el nombre del asesino —le llama Dositeo—.

El suceso, el 22 de febrero, coincide con lo que el corresponsal del diario barcelonés califica como un huracán que azota la comarca durante la noche y provoca destrozos. Llueve sobre mojado porque "los temporales" de enero obligan a la Diputación a destinar 10.000 pesetas para socorrer a los "pueblos más castigados", entre los que está Barakaldo, además de Abanto, Ortuella, Muskiz y la Zona Minera, según recoge el católico 'El siglo futuro'. Todavía habrá, al menos, otro contratiempo en el año. El 26 de mayo el temporal de agua desborda el Nervión en La Peña (Bilbao) y el Barakaldo hace lo propio con el Castaños, Galindo y Regato, anegando casas, vegas y caminos. "El río Nervión está imponente", describe el periodista de 'La Vanguardia'.

El Partido Socialista decide en febrero que no presenta candidatura a diputado por Bilbao sino que lo hace por Barakaldo, según relata 'Época'. El objetivo a batir es el maurista Fernando María de Ibarra, conservador y candidato con respaldo del Gobierno y de Altos Hornos, que el 6 de febrero ha anunciado que se postula, durante una intervención en el Círculo Conservador de Baracaldo. Habrá que esperar algunos días para que se confirme el nombre del candidato socialista, que será finalmente Indalecio Prieto. En principio, es una batalla desigual por la fortuna personal de Ibarra. Sin embargo, 'La Vanguardia' expone el 27 de febrero que "el millonario señor Echevarrieta, candidato republicano por Bilbao, apoya la candidatura del socialista don Indalecio Prieto, en Baracaldo, frente á la del millonario don Fernando Ibarra".

El diario 'El País' muestra su respaldo: "Los socialistas bilbaínos han tenido sumo acierto en la designación de candidato por Baracaldo. El que ha de luchar contra el dinero del autócrata Ibarra, que no contra sus méritos y simpatía, es el actual diputado provincial Sr. Prieto. Es el Sr. Prieto un notabilísimo periodista, un orador vehemente y sincero que pone al rojo blanco las asambleas en que perora y hombre de bien é inteligente. La democracia estaría de enhorabuena si triunfara Prieto por Baracaldo. Le apoyarán los republicanos y serán para él nos votos que no se vendan".

Lo cierto es que, como coinciden en señalar los periodistas y demostrarán los hechos, es una "lucha reñidísima y abundan las colisiones y las broncas".

Marzo se revela como un mes de extrema tensión político-electoral. El diario 'Abc' da cuenta del "funesto incidente" en Barakaldo en la jornada del 8 de marzo, en el que hubo "palos en firme" y un resultado de 15 heridos y quizá un muerto de un disparo en la cabeza o en el pecho —depende del periódico—, la del "sereno" o "guardia municipal" Plácido Palacio Loizaga, aunque el fallecimiento no parece claro porque en días posteriores se hablará de un sereno herido que incluso presta declaración.

El periódico conservador católico responsabiliza a los socialistas que "promovieron un tumulto al intentar libertar á ocho correligionarios suyos detenidos". 'El Globo' insiste en que asaltaron un colegio. Pero las versiones de la prensa no coinciden.

Frente a la imputación de responsabilidades a los socialistas, 'El Heraldo de Madrid' y 'El Imparcial' reproducen una nota que señala que "los obreros de Altos Hornos eran conducidos á los colegios por los capataces para obligarles á votar la candidatura del conservador Ibarra, los socialistas protestaron y los capataces los amenazaron con los revólveres. Los socialistas los acometieron y cruzáronse
varios disparos. Resultó muerto el cabo de serenos Plácido Palacio Loizaga. Poco después se repitieron los mismos incidentes en el Desierto. Las rondas de matones al servicio de Ibarra tuvieron durante el día varios encuentros con los socialistas. Durante el escrutinio se rompieron las urnas en dos secciones.
Un guardia resultó herido de un tinterazo". Un fallecido, 15 heridos y ocho detenidos será el balance de la jornada electoral que se publicó. El episodio, según la prensa, provoca el traslado al municipio de un destacamento de "cien" guardias civiles.

'El País', proPrieto, describe así parte del incidente:
Entre las muchas atrocidades cometidas en Baracaldo, gracias al oro y á los pinchos del Sr. Ibarra, contra el socialista Prieto, recogemos ésta porque es un nuevo testimonio de la insinceridad de las oficiosas promesas: 
"En Axpe, colegio de Baracaldo, se presentó á las ocho de la mañana, el presidente de la Junta Local del Censo, D. Ángel Hurtado, pues le denunció un grupo de electores que Juan Maroto, al servicio del Sr. Ibarra, se dedicaba a la compra de votos.
El Sr. Hurtado se dirigió á él preguntándole:
- ¿Quién es usted?
A lo cual replicó Maroto:
- Le voy á levantar á usted la tapa de los sesos.
Y uniendo la acción á la palabra, hizo dos disparos de revólver, sin que, afortunadamente, hiciese blanco.
Maroto paseó su osadía tranquilamente y la Guardia civil se limitó á cachear al Sr. Hurtado".
Pese a la impugnación de las elecciones y pese o debido a los altercados, Ibarra logra una victoria sobre Prieto con una ventaja de varios miles de votos —"más de tres mil" dice 'La Correspondencia de España'—. 'La Vanguardia' publica que Ibarra logró 5.280 votos frente a los 3.200 de Prieto, a falta de "12 secciones".

Tras la derrota, Prieto arremetía contra el elegido: "El Gobierno apoyó á Ibarra por ser consejero de los Altos Hornos y porque Dato aspira á la presidencia del consejo de administración de dicha empresa". El periódico 'La Época' indica:  "El Sr. Ibarra negó las coacciones contra los obreros,
asegurando que los que le votaron lo hicieron por gratitud de los beneficios que la Sociedad reporta.
Leyó un acta notarial, de la que se desprende, por propia manifestación del sereno que se dice herido, que nadie había disparado contra él".

El mes de marzo todavía dejará otro susto. En esta ocasión, el choque se produce tras una romería entre "mozos" de Barakaldo y Sestao, que acabarán cruzando disparos, según 'Abc'. El barakaldés Ricardo Ayarza recibió un balazo en la cabeza, el sestaoarra Ignacio Martín Arana en la pierna y Felipe Sáez López en un brazo, entre otros atendidos por el médico. Uno de los heridos imputa al barakaldés Emilio López. La Guardia Civil practica varias detenciones y busca incluso a una docena de personas. 'La Vanguardia' explica que "desde hace muchos días festivos reinan disgustos entre los mozos del pueblo de Baracaldo contra los mozos de Sestao porque éstos acuden al baile público de Baracaldo". Los barakaldeses esperaron a los sestaoarras en la pelea fue "a tiros, palos y pedradas" hasta que intervinieron la Guardia Civil y los municipales. "Reina agitación en ambos pueblos. Se han adoptado precauciones".

En la lista de desgracias se anota —dice 'La Vanguardia' el 25 de marzo— la muerte ahogado del comerciante Domingo Olavechea que "se cayó al agua yéndose al fondo".

El primero se abril se publica el trágico desenlace de un accidente en la ría. "En la dársena de Axpe, ha aparecido el cadáver del tripulante del vapor Baracaldo, Francisco Peña, que cayó á la ría el 19 del actual (marzo)", se puede leer en 'La Vanguardia'. Meses después el mismo u otro buque homónimo estará a muchas millas de distancia. El 17 de octubre se anota su salida desde el puerto de Valencia.

El 8 de abril tocan movilizaciones antibélicas. 'La Vanguardia' explica que las Juventudes Socialistas han celebrado un mitin contra la guerra de Marruecos. El 27 de julio harán lo propio los radicales de Lerroux con "un mitin en un campo próximo al centro" al que "asistió gran concurrencia. El director del madrileño diario 'El Radical', Rodríguez Peña, y Álvaro Albornoz intervienen en el acto contra la guerra de Marruecos, pero también contra la europea —la I Guerra Mundial— que acaba de estallar.

Los conflictos laborales siguen vivos. Muestra de ello es la noticia del 7 de mayo en 'La Vanguardia' por los silbidos que se dedican "desde Baracaldo" a la salida del vapor Plencia en mitad de un conflicto naviero. El 11 de febrero publicaba 'El Siglo Futuro' que, en la huelga de fogoneros y marineros, desde Rotterdam se informaba que "los maquinistas del vapor de Baracaldo Bizkargimendi, que se encuentran en aquel puerto, se niegan á proseguir el viaje, habiendo desembarcado por adhesión".

Asilo Miranda. Después de casi dos años de obras —se puso la primera piedra el 13 de julio de 1911—, el Asilo Miranda se convierte en una realidad el 13 de junio de 1914, cuando se procede a la inauguración de las instalaciones que aún siguen en pie y que acogen, 100 años después, al conservatorio municipal. La construcción y entrada en funcionamiento será posible gracias al indiano Antonio Miranda Aranda, que destina a este fin caritativo la cantidad de 2,7 millones de pesetas de la época. La nota de 'La Vanguadia' dice que el acto "solemnísimo" se celebró a las diez de la mañana con presencia de autoridades. La calle se llamará desde entonces avenida Antonio Miranda.

El Barakaldo de 1914 apenas tenías vehículos pero eso no impedía los accidentes. 'La Vanguardia' explica el 29 de junio que "en la carretera de Alonsotegui, en el pueblo de Baracaldo, un automóvil atropelló á un niño, causándole lesiones gravísimas". Sólo unos días después se repetía el caso: "Un automóvil que salió de Bilbao atropelló en el pueblo de Baracaldo á la niña Prudencia Monzón, resultando gravísima", dice el reportero del periódico de Barcelona.

En la ría tampoco están más seguras las cosas. 'El Heraldo Militar' señala que "al atravesar la ría un bote desde Baracaldo á Erandio, chocó con el vapor Castro-Urdíales, que entraba al puerto, volcando el bote y cayendo al agua el botero y tres viajeros". Petra Arañaga se ahogó.

El 28 de julio estalla la I Guerra Mundial, que supondrá para España un beneficio porque hará negocio gracias a la neutralidad decidida por el Gobierno. Entre las muestras de apoyo a esta medida institucional figurará la de la Unión Comercial de Baracaldo, según explica el 1 de septiembre 'La Correspondencia de España'.

'Abc' cuenta el 9 de noviembre que el torero Chatillo de Baracaldo participó con éxito en la novillada en Bilbao. "Muy bien. Entusiasmó al público, que le sacó en hombros".

"Ha sido autorizado el Ayuntamiento de Baracaldo (Vizcaya) para derivar tres litros de agua por segundo del arroyo Eguliz con destino al abastecimiento del vecindario", dice 'Madrid Científico'.