El fiscal pide multa de 21.600 euros por okupar una lonja sin uso para utilizala como centro joven

Gaztetxe en San Vicente
Un total de 12 jóvenes barakaldeses se enfrentan a una posible condena a pagar 21.600 euros por okupar una lonja sin uso del barrio de San Vicente para convertirla en un centro cultural juvenil autogestionado, denominado Makala II. Así lo han denunciado en un comunicado en el que informan de que la multa es la petición fiscal para la vista que se ha convocado para el próximo 17 de noviembre en el palacio de justicia de Barakaldo. Los acusados son una docena de personas a las que la Ertzaintza identificó en el local días después de la entrada en el mismo. Los afectados afirman que son "cabezas de turco necesarias para proseguir con su represión políticojudicial contra los espacios autogestionados y la autoorganización al margen de su paraguas legal". Makala II ha sido durante los dos últimos años espacio de actividades socioculturales y políticas. Los jóvenes imputados han hecho un llamamiento a las asociaciones y a los barakaldeses a mostrar su solidaridad, reclamar la absolución y apoyar "las iniciativas y actividades que se organizarán durante los meses de octubre y noviembre", hasta la concentración del 17 de noviembre a las 9.00 horas ante el juzgado.

Archivo |
> 15/05/2016. La Asamblea de Jóvenes celebra sus 10 años reivindicándose como alternativa al consumismo
> 09/04/2016. La Asamblea de Jóvenes cumple 10 años con 150 usuarios y con 12 imputados por okupación
> 07/12/2015. Cinco organizaciones juveniles se unen para gestionar el 'gaztetxe' Makala II
> 19/09/2014. La asamblea de jóvenes de Barakaldo inaugura el día 27 el 'gaztetxe' Makala II en San Vicente
> 06/09/2014. Jóvenes ocupan el local del barrio de San Vicente donde estuvo hasta 2009 el 'gaztetxe' Makala
> 28/08/2014. El Consejo de la Juventud de Euskadi denuncia el desalojo del 'gaztetxe' Kobazulo



Nota de prensa del 'gaztetxe'
El próximo 17 de noviembre a las 9.30 horas 12 jóvenes de Barakaldo se enfrentan a una petición fiscal de 21.600 euros. Se les acusa de un delito de usurpación tras ser identificadas por la Ertzaintza en el interior del local en uno de los primeros días de funcionamiento del gaztetxe Makala II (septiembre de 2014). Estas 12 jóvenes no son más que las cabezas de turco necesarias para proseguir con su represión políticojudicial contra los espacios autogestionados y la autoorganización al margen de su paraguas legal.

Desde su okupación, cientos de personas han utilizado el espacio para desarrollar diversas actividades; desde conciertos y fiestas temáticas, hasta talleres, charlas y asambleas. Todo esto, unido al uso diario o semanal que hacen muchos de los colectivos y organizaciones sociales y/o juveniles del movimiento popular, dejan clara la importancia y necesidad del gaztetxe, que tras el juicio quedaría en claro peligro de desalojo.

Es una vergüenza legal, pero injusta, que bajo la excusa de la propiedad privada, se persiga y destruya la legítima idea de liberar espacios abandonados para la construcción de proyectos comunitarios desde una perspectiva juvenil y anticapitalista. Es una vergüenza legal, pero irracional, que, cuando el sistema que defienden ha originado que haya miles de locales y viviendas vacías, las autoridades municipales, sean sus siglas PSE o PNV, se limiten a desalojar y tapiar las justas reclamaciones de locales autogestionados por y para la juventud y de vivienda digna. Si no, que se lo pregunten a las familias de la alhóndiga. Por último, es una vergüenza legal, pero sonrojante, que a 12 jóvenes, que por culpa de sus políticas criminales son eternos becarios y estudiantes, profesoras particulares en negro, parados y explotados, se les exija 21.600 euros. Es una vergüenza legal, pero es lo que hay, ¿no?

Pues no. No nos resignamos y a cada injusticia, por muy legal que sea, tenemos la obligación de hacerla frente. Porque el derecho a voto de la mujer, la jornada laboral de ocho horas o el derecho a huelga no se conquistaron asumiendo la legalidad del momento y esta lección de la historia puede extrapolarse a todas las demandas justas actuales.

Por ello, llamamos a la juventud y al pueblo de Barakaldo; desde cuadrillas de lonjeros, hasta organizaciones culturales, sociales y políticas; a que se solidaricen, reclamen la absolución y apoyen las iniciativas y actividades que se organizarán durante los meses de octubre y noviembre, que concluirán el día del juicio con una concentración el 17 de noviembre a las 9.00 frente al palacio de justicia de Barakaldo. Necesitamos vuestra implicación, ya que juntas somos capaces de detener ésta y todas las injusticias con las que nos ataquen. ¡Os esperamos!

–––––

Azaroaren 17an 9:30ean Barakaldoko 12 gazte epaituak izango gara. 2014ko irailean Ertzaintzak Makala II gaztetxean identifikatu gintuen, gaztetxea martxan jartzeko lehenengo asanbladan geundela. Hala, Fiskaltzak usurpazio delitua leporatu eta guztira 21.600€-ko isuna eskatzen digu. Badakigu, 12ak espazio autogestionatuen kontrako errepresioaren beste adibide bat baino ez garela. Haien legalitatetik kanpo jarduteagatik zigortuak. Makala II gaztetxea okupatu zenetik ehunka izan gara espazio hori erabili dugunak. Ordutik, bertan, hainbat ekimen antolatu ditugu: hitzaldiak, tailerrak, kontzertuak, jai tematikoak, asanbladak… Horrekin batera, egunero, astero, herriko hainbat erakunde zein kolektibok erabiltzen dute gaztetxea. Barakaldon gaztetxea beharrezkoa eta garrantzitsua dela erakusten du horrek eta epaiketa ondoren hura uzteko behar gaitzaketela ohartarazi eta salatu nahi dugu.

Lotsagarria da abandonatutako espazioak berreskuratzeagatik zigortzea, jabetza pribatua babestearen aitzakiapean. Are gehiago haietan ikuspegi gazte eta antikapitalista batetik proiektu komunitarioa sortzegatik. Legala bai, baina bidegabea da. Bere aldetik, udal agintariek (dela PSOE, dela PNV) etxebizitza duinaren eta lokal autogestionatuen aldeko aldarrikapenak hormatu eta uzteko behartzen gaituzte. Horren adibide ditugu Alhondigako familiak. Legala bai, baina irrazionala da, hain zuzen ere haiek defendatzen duten sistemak eragin baitu milaka lokal eta etxebizitza hutsik egotea. Hain justu, haien politikek bihurtu gaituzte betiereko bekario, ikasle, beltzean kobratzen duten partikularretako irakasle, langabetu, zapaldu…, eta hain justu halako egoeran gauden 12 gazteri eskatzen dizkigute 21.600€! Legala izango da bai, baina lotsagarria.

Legala bai, eta? Ez dugu etsiko, legalak izan arren bidegabekeriei aurre egiteko betebeharra dugulako. Emakumeon bozka eskubidea, 8 orduko lanaldia edota greba eskubidea ez ziren unean uneko legaltasuna onartuz lortu. Historiak emandako irakaspen hori gaur egungo aldarrikapen justu guztientzat baliagarria dela uste dugu. Hori dela eta, elkartasuna adierazi eta 12 gazte hauen absoluzioa aldarrikatzeko eskatzen diogu Barakaldoko herriari, gazteriari, lonjetako koadrilei, erakunde kultural, sozial eta politikoei... Baita urria eta azaroan antolatuko ditugun ekintza eta hainbat jardueratan parte hartu dezaten, besteak beste, azaroaren 17an goizeko 09:00etan Barakaldoko Justizia Jauregian egingo den kontzentrazioan. Zuen inplikazioa beharrezkoa dugu, honi eta datozen bidegabekeriei aurre egiteko. Bertan ikusiko dugu elkar!